Aviación militar

Los F-14 Tomcat de Irán: como la estrella de “Top Gun” aún vuela en oriente medio

La exitosa película ¨Top Gun: Maverick¨ protagonizada por Tom Cruise trajo de vuelta a una mítica estrella del primer filme, el recordado Grumman F-14 Tomcat. Y si viste la película recordaras que el país donde Maverick se reencuentra con su viejo amor es una ¨nación rebelde¨ no identificada, pero que muchos asocian con Irán.

No sabemos si esto sea así, pero en la vida real es precisamente Irán -uno de los principales rivales de EEUU- el país que paradójicamente aún opera el F-14, más de 15 años después de que Estados Unidos retirara sus unidades en 2006.

¿Cómo llegó el F-14 a Irán ?

A inicios de la década de 1970 la Fuerza Aérea Imperial Iraní buscaba un caza avanzado para hacerle frente a los veloces MIG-25 rusos que realizaban incursiones no autorizadas en cielos iraníes. Contrario a la situación actual, EEUU era aliado de Irán y ofertaron dos cazas para ser evaluados: El McDonnell Douglas F-15 Eagle y el Grumman F-14 Tomcat, modelos acabados de última generación para entonces.

El mítico F-15 Eagle era el rival del F-14. Foto: Tech. Sgt. H.H. Deffner, via wikimedia.

Por sorprendente que pueda parecer, el F-14 ganó la competencia al F-15, a pesar de que este último tiene mejores prestaciones y maniobrabilidad. Esto gracias a, según se cuenta, la astucia de los pilotos del Tomcat el día que ambas aeronaves hicieron su vuelo de demostración frente al emperador iraní (Sha), Mohammad Reza Pahlaví.

Bajo el proyecto ¨Rey Persa¨ Irán compro en enero de 1974 30 F-14A y 424 unidades del AIM-54 Phoenix, un enorme y pesado misil con un rango de más de 100 millas náuticas que solo usó el Tomcat. Tiempo después la orden se agrando a 80 aeronaves y 714 misiles.

F-14 iraní en vuelo. Foto: créditos al autor, vía wikimedia.

Llegaron los problemas

Pocos años después la situación para los Tomcats iraníes se complicó: en 1979 el Sha fue derrocado y se instaló la República Islámica de Irán, con un gobierno que es enemigo de EEUU hasta el sol de hoy. Debido a este cambio los norteamericanos suspenden la entrega de aviones y soporte logístico a Irán (de los 80 F-14 ordenados solo uno no fue entregado. Corrieron con suerte los iraníes).

Si por algo se recuerda al Tomcat, aparte de su papel en Top Gun, es por su alto costo de mantenimiento. Con el embargo impuesto por los estadounidenses los F-14 iraníes empezaron a sufrir problemas desde temprano.

Te puede interesar  Un vistazo a la aviación dominicana durante el 2018

Cuando el Sha dejó Irán varios pilotos y técnicos iraníes de F-14 tomaron tomaron el mismo rumbo, al igual que el personal estadounidense, estos últimos sin antes sabotear varios de los misiles Phoenix. Sin soporte técnico alguno la capacidad operativa de la flota de F-14 empieza a disminuir (ya dos se habían perdido en accidentes), y para empeorar la cosa en 1980 inicia la guerra entre Irán e Irak, con la mayoría de aeronaves fuera de servicio.

El éxito de los F-14 iraníes

A pesar de los problemas antes mencionados es Irán y no EEUU el país que le dio más uso en combate al F-14 Tomcat, debido a la guerra con Irak entre 1980 a 1988. Junto con un grupo de pilotos que se mantuvo en Irán la Fuerza Aérea Islámica logro poner en condiciones de combate varios Tomcats, eso si, tomando piezas de otras aeronaves.

El número de aviones operativos varió a lo largo de la guerra. Irán trató de mantener 60 aviones operativos en un momento, pero ese número disminuyó a medida que avanzaba la guerra por la falta de personal capacitado y el intenso uso en la guerra, bajando a la mitad o menos de Tomcats listos para combate.

Tomcats iraníes armados hasta los dientes. Foto: IRIAF.

Al inicio los ¨gatos persas¨ solo se usaban como plataforma de alerta y guía para otros cazas menos equipados, como los F-4 y F-5. Pero cuando la guerra se intensifico los Tomcats entraron en combate, solo con su cañón interno de 20 milímetros y el pesado misil Phonenix. Más tarde los iraníes lograron configurar sus aviones para disparar los misiles AIM-9 sidewinder y AIM-7 sparrow.

¿Cuántos aviones derribaron los Tomcats iraníes durante la guerra?

De eso no tenemos un número exacto, aunque se estima que los pilotos iraníes derribaron más de 100 aeronaves de la fuerza aérea de Irak. Entre estas se cuentan los Mirage F-1 (el principal rival de los F-14), MIG-21 y MIG-25, SU-22 y Mi Mil-24. Por otro lado unos 9 Tomcats se perdieron, ya sea derribados por el bando contrario o accidentes, aunque este número probablemente es mayor – como mencionamos, no hay datos exactos en ese tema-.

Si tenemos seguro es que el piloto con más victorias a bordo de un F-14 fue el iraní Jalil Zandi, con 11 victorias durante la guerra, que a su vez lo convierte en uno de los ¨aces de combate¨ a nivel mundial en la época de los jets.

Te puede interesar  El avión de Ramfis Trujillo y su historia poco conocida
El piloto con más victorial a bordo de un F-14. Foto: IRIAF

¿Cómo Irán ha logrado mantener estos aviones?

A pesar del embargo de EEUU los iraníes se las han ingeniado para conseguir piezas e inclusivo modificar de manera local sus F-14 y mantener un grupo reducido de aeronaves en capacidad de combate a lo largo de los años.

Como es de esperarse no hay datos oficiales sobre la cantidad de aeronaves operativas, pero se estima que en 2019 quedaban unos 24 Tomcats operativos, de acuerdo al sitio especializado Flight Global.

Gracias al trabajo de agentes iraníes e intermediarios internacionales Irán ha logrado contrabandear a lo largo de los años piezas para mantener sus vestusos F-14 en vuelo. Por esto el gobierno estadounidense ha realizado diversos operativos desde finales de los ´90 para detener a todo aquel que intente enviar piezas a Irán, como fue el caso de la empresa ¨Multicore LTD¨ , en California.

Las medidas de EEUU para evitar esto han sido tan extremas que en 2007 el Departamento de Defensa ordenó la destrucción de la mayoría de F-14 remanentes y los equipos usados para fabricar sus piezas.

Es por esto que no queda ningún F-14 operativo en EEUU, y los que puedes ver en museos no tienen piezas vitales para volar.

Por otro lado Irán ha logrado modificar de manera local sus F-14A mejorando algunas unidades a una versión denominada F-14AM, con nueva aviónica y armas como el misil Farkour-90.

Uno de los F-14AM iraníes. Foto: Amirmgh, vía wikimedia.

Y no solo F-14s: también han logrado mantener viejos modelos como el F-4 Phantom II y el F-5 Tiger, del cual inclusive desarrollaron dos versiones locales: el Saeqeh  y el Kowsar, fabricados por Iran Aircraft Manufacturing Industrial Company (HESA).

El Saegeh es un derivado local del F-5 estadounidense. Foto: Shahram Sharifi
El viejo F-4 Phamton II aún vuela en Irán. Foto: Shahram Sharifi, vía wikimedia.

Aún así la edad le ha ido pasando factura a los F-14 Tomcat de Irán y en los últimos 10 años varios de ellos se han perdido en accidentes, el último en junio de 2022.

El futuro de los Tomcats islámicos

A pesar de estos los Tomcats iraníes probablemente se mantendrán en vuelo por varios años más gracias a las mejoras locales, y no nos sorprenderíamos si llegan a los 50 años operando, bastante para aeronaves de los ´70 que desde hace décadas no cuentan con el soporte del fabricante.

Hasta que Irán no adquiera un nuevo caza pesado (como los SU-30/SU-35 rusos) o desarrollen un modelo local la estrella mecánica de ¨Top Gun¨ se mantendrá como parte principal de la defensa aérea de Irán.

A los gatos persas aún le quedan varios años en Irán. Foto: Shahram Sharif, vía Wikipedia.

Foto de portada: Shahram Sharifi

Fuentes:

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lic. en Comunicación Social, despachador de vuelos y piloto privado. Creador y administrador de Dominicana Vuela. Amante de la lectura, música y café.
error: Content is protected !!