Aviación militar

Conoce la historia de los P-51 Mustang dominicanos

Los P-51 dominicanos fueron los que mas tiempo duraron en servicio activo: más de 30 años. Conoce el interesante trayecto de los Mustangs en Republica Dominicana en este artículo que hoy te traemos.

La historia del P-51 en el país se remonta más de medio siglo atrás, 1947, para ser exactos. Para aquel tiempo el entonces Destacamento de Aviación del Ejército Nacional contaba con menos de 20 años de haber sido creado, y tenía en su haber aeronaves como el Vultee BT-13 Valiant,  PT-13 Stearman, el Ford AT-4 y los conocidos AT-6 Texans, avión de moda en aquellos tiempos.

Sin embargo, como notan, no contaban con aviones cazas propios de la época, como los conocidos P-47 Thunderbolt o los Supermarie Spitfire que tanto éxito tuvieron en la Segunda Guerra mundial, que había terminado un par de años antes.

Aun así todo empezó a cambiar en ese año. Exiliados dominicanos asentados en  la vecina nación de Cuba planeaban una invasión a la Republica Dominicana con tal de enfrentar al gobierno de Rafael Leónidas Trujillo que llevaba 17 años de un gobierno dictatorial que duraría hasta 1961 y que todos recordamos.

Estos formaron la  Fuerza Aérea del Ejército de la Revolución Americana (FAERA), con  tal de lograr su  objetivo de enterrar el gobierno trujillista, contando con una flota de unas 22 aeronaves, entre ellos cazas P-38 Lightning y bombarderos B-25 Mitchell.

Los DeHavilland Mosquito fueron una de las adquisiciones de Trujillo para defender su régimen. Foto: Rafael Martí.

La llegada de los P-51 a República Dominicana

Con tal de defenderse de tal amenaza, el gobierno dominicano inicio negociaciones para adquirir una impresionante cantidad de aeronaves, entre la que podemos mencionar 30 bombarderos  Mosquito y 18 cazas P-38 lightning, a Canadá y Estados Unidos, entre otros aviones.

Sin embargo la venta de estos fue restringida a Trujillo por temores a crear un enfrentamiento con Cuba.

Sin embargo, las restricciones no detuvieron a Trujillo, que logro conseguir unas 20 aeronaves de distintos modelos, entre bombarderos y cazas, entre los que se encuentran varias bombarderos Mosquito y el conocido P-51 Mustang.

De estos últimos llegaron 6 aeronaves de distintas versiones, con los seriales 401 (P-51A), 402 (P-51C),  403, 405 (ambos P-51D) y 404, esta ultimo  siendo una versión de reconocimiento F6K .

Una séptima unidad, P-51C, se estrello cerca de SFM en el vuelo de entrega. Estos fueron adquiridos por George Stamets, militar estadounidense y consejero técnico del Departamento de Aviación dominicano, en la ciudad de Miami, en el 1947.

Con la compra de estos P-51 se inicia la carrera de este modelo en el país. Estos aviones en sus inicios fueron pilotados y mantenidos en sus inicios por brasileños con experiencia de la SGM, quienes a su vez instruyeron a los primeros pilotos dominicanos en ese modelo.

Adicionalmente se adquirieron unas 20 unidades extras de los AT-6 Texans en 1948 para la formación de los pilotos.

Estos Mustangs no llevaron un esquema de pintura determinado; solo el gris de fábrica con las escarapelas de la AMD y la bandera dominicana en el estabilizador horizontal en la cola. Este esquema se uso hasta 1953.

Los primeros Mustang en el país; de derecha a izquierda pueden verse un modelo C y uno D (este ultimo conocido como “El Negrito), junto con varios P-38 Lightning adquiridos por la AMD. Foto: Gral Miguel A. Luna.

Durante 5 años estos fueron los únicos P-51 en el inventario de la Aviación Militar Dominica (nombre que se le dio al  Destacamento de Aviación a partir de 1948). En el 1952 esto cambia de manera radical cuando el gobierno dominicano adquiere 32 unidades a Suecia.

Adicionalmente se compraron 10 unidades mas en el 1953, recibiéndose los primeros aviones a finales del año anterior.  Estos se agruparon en el Escuadrón de Caza Ramfis, llevando la bandera dominicana en el timón de cola y la escarapela de la AMD en los laterales del fuselaje con su numeración, asi como un verde oscuro anti-destellos en el tope del motor, apreciandose el logo de dicho escuadron en los laterales de los motores. Todo esto con el gris de fabrica como fondo.

Los primeros inconvenientes con los P-51

La llegada de estos primeros Mustangs no estuvo exentas de incidentes: varias aeronaves se estrellaron debido a problemas en el ensamblaje de los aviones, el cual se realizo en el Antiguo Aeropuerto General Andrews.

Ya sea por fallas mecánicas o accidentes,  se perdieron en accidentes que llegaron a ocurrir hasta en el propio traslado de las aeronaves a las entonces nueva Base Aérea de San Isidro.

Te puede interesar  Te contamos la historia de los T-35 Pillan dominicanos

Con tal de corregir dichas fallas se contrato a un equipo de ocho técnicos suecos que reviso cada una de las aeronaves ya ensambladas con tal de arreglar cualquier falla, y por igual  ayudaron en el ensamblaje de las que aun estaban almacenadas. 

Los Mustangs no estuvieron exentos de accidentes, como el caso de la unidad 1902, que choco con un AT-6 Texan en tierra. Foto via Rafael Marti.

La década del 50’ fue la de mayor brillo de la AMD, y el P-51 era de los protagonistas. Participaron en varios eventos públicos, donde probablemente el más recordado sea la “Feria de la Paz y la Confraternidad del Mundo Libre”.

Este se llevo a cabo en la ciudad de Santo Domingo desde el 20 de diciembre de 1955 hasta el 31 de diciembre de 1956, con motivo del 25 aniversario de la llegada de Rafael L. Trujillo al poder.

En esta se llegaron a tener en exhibición estática varios aviones de la AMD, entre ellos P-51, asi también como exhibiciones de vuelo.

La muerte del capitán Quezada

Un triste incidente de aquella ocasión es la muerte del capitán Dávila Quezada el 18 de diciembre de ese año durante una exhibición de ataque a dos barcazas en el mar.

La zona de la muestra era conocida como “El Placer de los Estudios”, en la Avenida George Washington.  Al momento de su pase, la bomba no se soltó del ala del Mustang que pilotaba, causando que explotara estando aun colgada de la nave.

Otra toma de la exhibicion de la AMD durante la Feria de la Paz en 1955; puede verse un P-47, bombardero Mosquito y el Mustang FAD 1924, de derecha a izquierda. Foto: Libro de la Feria de la Paz y la confraternidad del mundo libre ciudad Trujillo.

Durante esta época se utilizo un esquema de colores en los P-51D bastante recordado, y en el cual vale la pena detenernos un momento; llevaban fauces de tiburones plasmadas en la nariz en diferentes colores: negro rojo, amarillo, naranja, azul y verde, creando 6 escuadrillas de vuelo con los 36 aviones disponibles.

Otro dato interesante es que de los 42 aviones adquiridos, 4 eran para piezas y dos se perdieron en accidentes antes de aplicárseles este esquema, las unidades 1907 y 1909.

Aparte de esto llevaban los colores de la bandera nacional en el estabilizador horizontal, junto con la numeración del avión y la escarapela de la AMD en sección de cola (y alas), teniendo el logo del Escuadron Ramfis en la parte delantera, cerca de la cabina, con la parte superior del motor con una capa negra anti-deslumbramiento.

Un detalle es que hasta 1958 los P-51 de cada escuadrilla tenían los números 1 al 4 pintados en la cola, con dos de ellos sin ninguna numeración.

Esto era debido a que en caso de que se perdiera por algún motivo uno de  los aviones, se tomaría uno de los dos para reemplazarlo (al final se retiraron todos los números porque los escuadrones estaban dispares en cuanto al numero de aeronaves). Este esquema con fauces fue usado entre 1953 a 1961.

P-51 formados en la linea de vuelo de San Isidro. Notese en el timón de dirección de la unidad que sigue al 1929, no tiene los números al igual que las demás unidades. Foto: anónimo.

En combate

Es en el 1959 que los Mustangs ven su primera participación en combate bajo las insignias de la AMD, cuando se usaron contra los guerrilleros de la expedición de Constanza, Maimón y Estero Hondo, el 14 de junio de ese, los cuales venían desde Cuba para derrocar al gobierno de Trujillo.

Junto con los AT-6 Texans fueron usados en ataques aéreos contra los rebeldes, que acabaron derrotados, aunque fue inspiración para muchos en la lucha contra Trujillo.

Los Mustangs dominicanos no volverían a ver combate hasta 1965, en la  conocida Guerra de Abril, cuando un sector de la sociedad y la milicia dominicana se avocaron al regreso del Dr. Juan Bosch a la presidencia, quien fuera derrocado en septiembre de 1963.

Los P-51 fueron usados junto con los AT-6 Texans y los jets Vampires para bombardear los focos rebeldes en la ciudad de Santo Domingo. Un avión fue derribado por error por un buque de la Marina de los EEUU cuando despegaba de San Isidro.

Te puede interesar  Super Tucanos dominicanos: conoce su historia
Marines de los EEUU en la Base de San Isidro, nótese la unidad 1914 junto con otros Mustangs. Foto: Anónimo.
P-51 de la FAD durante las misiones de ataque sobre la ciudad de Santo Domingo, en una imagen fechada del lunes 26 de abril de 1965: Foto: Listín Diario.

Unos años antes de la guerra de abril, en los primeros años de la década, los Mustangs se sometieron a revisiones y mejoras estructurales en la ciudad de la Florida, en EEUU, por la empresa Trans-Florida Aviation.

Esta compañia los equipo con un motor más potente y se añadió la capacidad de lanzar cohetes aire-tierra, siendo estrenados en el conflicto del ’65.

Para aquel tiempo la Aviación Militar Dominicana ya era conocida como Fuerza Aérea Dominicana (FAD).

Después de la Revolución de Abril

Después de este conflicto, los Mustangs nunca más participaron en alguna acción bélica, solo en labores de patrujalle y observación, junto con los DeHavilland Vampire y los AT-6.

Estos fueron agrupados en un nuevo escuadrón llamado “Dragones Verdes”, en el cual permanecerían por siempre.

Durante los ’60 los aviones llevaron un esquema de pintura basado en un gris claro, con la numeración de la aeronave en la cola, la cual no portaba ya la bandera nacional, con la escarapela de la FAD en los laterales del fuselaje y alas, con el típico negro anti-deslumbramiento en el motor. Este fue usado desde 1962 a 1970.

El P-51 FAD 1936, armado con cohetes mientras se dirigía al campo de tiro de la Isla Catalina, década de 1960. Foto via Rafael Martí.

Un punto interesante que a finales de la década del ’60 los Mustangs fueron sometidos a un programa de reconstrucción y modificaciones conocido como IRAN (Inspect and Repair as Necessary, en español “inspección y reparación según sea necesario”), con tal de alargar la vida operacional de estos.

En la década de 1970 la FAD redujo aun más el inventario de aeronaves, dando de baja a los últimos Vampires en 1974  y quedando como principal aeronave de combate los P-51, junto con los AT-6 Texans y T-28A Trojan, entrenadores artillados.

P-51D matricula FAD 1910, mientras era sometido a una inspección IRAN por técnicos de la FAD. Foto: Revista Alas

Durante gran parte de esta época la vida de los Mustang fue tranquila y sin incidente alguno que resaltar. Exceptuando algunos accidentes, todo marcho sin novedad hasta el 1977.

El incidente con Cuba

A inicio de septiembre de ese año dos unidades, las FAD 1912 y 1916, fueron usadas para la intercepción de barcos pesqueros cubanos en la zona de Puerto Plata, al norte de la isla, debido a que estas, supuestamente, habrían violado el espacio marítimo dominicano.

Los pescadores son obligados a dirigirse a territorio dominicano, donde son detenidos por las autoridades.

Dicho hecho desencadeno lo que hoy se conoce como “Operación Pico”, en el cual MIG-21 cubanos por poco bombardean territorio dominicano para exigir la liberación de los buques y sus tripulantes.

Los P-51 dominicanos nunca despegaron para repeler dicha acción (y gracias damos a Dios por esto, teniendo en cuenta las grandes diferencias entre los aviones involucrados).

Después de este incidente, la normalidad volvió a la rutina de los P-51, cuando al entrar a la década de 1980 eran aeronaves con más de 30 años de servicio en la FAD, siendo los últimos Mustangs en servicio militar a nivel mundial en una época donde ya los F-15, MIG-29 y Mirage 2000 dominaban los cielos.

Desde 1970 a 1976 se les  volvió a aplicar las fauces en la parte delantera, junto con el camuflaje tipo vietnamita.

Desde el ’76 hasta el final de su servicio se les retiro las fauces a los Mustangs, dejándolos solo con el camuflaje verde y marrón como esquema.

Diseño computarizado de un Mustang con las fauces y el camuflaje vietnamita. Foto: Fiebre Aérea Dominicana.
Ocho Mustangs vistos en el antiguo aeropuerto de Santiago durante la década de los ’70. Foto: General retirado Kunhart Santiago, vía Rafael Martí.

Retiro

1984 marco el año final de los P-51D Mustangs en el país. Las 10 unidades que quedaban en vuelo fueron retiradas del servicio, de las cuales 9 se vendieron al estadounidense Brian O’Farrell, siendo cada unidad vendida por US$300,000 dólares.

Una de ellas se quedo en el país, matricula FAD 1914, la cual podemos ver en el parque museo inaugurado en 2020 en San Isidro.

Los sustitutos de los P-51D Mustang fueron ocho Cessnas A-37B Dragonfly, donadas por los EEUU mediante el Military Assistance Program (MAP, Programa de Asistencia Militar), las cuales estuvieron en servicio hasta 2001 (Si deseas conocer mas sobre estos aqui te dejamos un articulo)

Foto de algunos de los Mustangs que aun tenia la FAD en la década de 1980, en este caso las unidades 1936 y 1920, antes de ser restauradas para su posterior venta. Foto: Rafael Marti.

Su legado

Hoy en día varios de los P-51 dominicanos aun se encuentran en vuelo, unos en manos de coleccionistas y otros en fundaciones privadas.

Si contamos desde que llegaron las primeras unidades en el 1947 hasta el 1984, año de su retiro totalizaremos 37 años de servicio como avión de primera linea. Un record no igualado por ningún otro caza de la SGM.

Muchos pilotos de la FAD pasaron por las cabinas de estos aviones, entre ellos nombres conocidos como Gabriel Medina Felipe, Rafael Percival, Reading Kunhardt, Juan R.Folch Hubieral, entre otros, que los recuerdan con añoro y anécdotas.

Sin duda que los North American P-51D Mustangs seran recordados, por el pueblo dominicano, y el mundo.

El FAD 1914, último vestigio de los P-51D Mustang en RD, recordando una época de oro para la aviación militar local. Foto: José Correa.

Fuentes:

 

9 COMMENTS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lic. en Comunicación Social, despachador de vuelos y piloto privado. Creador y administrador de Dominicana Vuela. Amante de la lectura, música y café.
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: