Aviación civil

¿Debe ir pensando el gobierno dominicano en un avión presidencial?

El tema de si RD debería de tener un avión presidencial volvió sobre el tapete el pasado 23 de enero de 2023 cuando el jet ejecutivo rentado para el reciente viaje del presidente Luis Abinader a Argentina tuvo que devolverse a la base aérea de San Isidro por una falla eléctrica, para luego salir desde Punta Cana en otro jet privado. ¿Fue ese un recordatorio para el Estado de que se necesita una aeronave presidencial?

Tengamos algo claro: cualquier aeronave puede tener -y tendrá- desperfectos técnicos a lo largo de su vida útil, independientemente de la institución o empresa a la que pertenezca. Pero este caso muestra la dependencia del Estado dominicano en externos para poder movilizar al presidente cada vez que sale del país.

Helicópteros si, aviones no

Desde la década de 1960 hasta el día de hoy la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD) ha tenido diversos helicópteros para transporte presidencial, aunque no se ha tenido la misma suerte en la parte de los aviones (puedes leer nuestro artículo acá sobre el tema). Tal vez lo más cercano que se tuvo fueron las aeronaves de la extinta Dominicana de Aviación, que al ser del Estado pues se usaban con regularidad para transportar al primer mandatario.

Desde entonces los viajes presidenciales se realizan ya sea con aeronaves rentadas a aerolíneas, en aviones privados de empresarios locales o en vuelos comerciales, sin que nunca se haya tenido un proyecto serio al respecto.

EC155, uno de los helicópteros presidenciales actuales. Foto: Brian Corona.

La FARD tampoco había contado, hasta hace poco, con jets ejecutivos para mover al presidente. Actualmente cuentan con un Gulfstream GII y un Cessna Citation 500, dos aviones super conocidos en el mundo aeronáutico -aunque viejos-. Nunca se ha visto al presidente (ni a ningún funcionario, valga la pena) volando en ellos, y por lo que se ve puede que no lo hagan. Pero quien sabe.

GII matricula FAD 1551. Foto: Rafael Martí
Cessna Citation 500. Foto: Rafael Martí.

Opiniones divididas

Cuando se toca la tecla de un avión presidencial dominicano siempre hay personas a favor del mismo, por temas de seguridad y disponibilidad, y otros en contra por el tema del costo de estos equipos, inversión que se puede usar en otros temas de más urgencia. El asunto de si es prioridad o no es debatible, sin embargo la parte de los costos es algo a tomar muy en cuenta.

Como mencionamos en este artículo sobre la aviación ejecutiva, comprar y operar un avión no es un juego barato, y por algo muchas personas que podrían comprar una prefieren irse por vías más baratas, como los vuelos charter o bien los programas fraccionales, donde varios propietarios comparten el costo de adquisición y operación de una aeronave.

Te puede interesar  Aeropuerto de Pedernales: un proyecto prometedor para el turismo

El alquiler de una aeronave en principio sale más barato, pero todo eso depende de factores como el tipo de aeronave, hacia donde es el vuelo y otros detalles que varían según la compañía a usar. Esto puede ir desde decenas a cientos de miles de dólares, según lo mencionado anteriormente y la cantidad de vuelos al exterior que haga el primer mandatario.

¿Y cuál sería el avión adecuado?

Supongamos por momento que gobierno dominicano decida adquirir un avión presidencial. ¿Cuál es la mejor opción?

En este apartado hay diversidad de modelos que pueden cumplir esta función, desde pequeños jets de 6 pasajeros hasta aviones de aerolínea con configuración ejecutiva, como los Boeing Bussines Jet (BBJ) y los Airbus Corporate Jet. Mencionaremos algunos a continuación solo como ejemplo para fines del articulo.

Gulfstream V

Uno de los aviones ejecutivos de largo alcance más conocidos y exitosos, con capacidad de llevar hasta 19 pasajeros según la configuración. Con un radio de más de 5,000 millas náuticas, puede desplazarse a cualquier punto del continente de manera directa desde RD, así como realizar vuelos hacia España, Italia y Francia sin escalas.

Una aeronave excelente para llegar a cualquier lugar del mundo sin o con el menor número de escalas. ¿El precio? de 12 a 13 millones de dólares por modelos de finales de los ´90, con costos operativos de unos 3.4 a 3.7 millones de dólares por año. Una ganga, ¿no? .

GV en aproximación al aeropuerto Intl de Ottawa, Cánada. Foto: John Davies, vía wikipedia.

Una opción más barata es el popular GIV, con un rango de unas 4,000 millas náuticas y con costos por debajo de los 10 millones de dólares. Un modelo más viejo pero más accesible en temas de costos de adquisición.

Dassault Falcon 900EX

El Falcon 900 francés es otro de las aeronaves jets que ha tenido bastante éxito en el mercado desde su introducción en 1984, con capacidad de 12 pasajeros. La versión de largo radio EX, lanzada en 1996, tiene un rango de 4,500 millas náuticas, más que suficiente para llegar a gran parte de América sin escalas y a varios países de Europa Occidental.

El precio de esta variante esta en unos 10 millones de dólares por modelos de inicios de la década de 2000, por lo que variantes más modernas y recientes como la EX Easy II estarán bien por encima de este precio. El costo operativo de esta variante va desde los 2.3 a 2.9 millones de dólares anuales.

Te puede interesar  Ya puedes volar a los aeródromos domésticos de RD sin necesidad de permiso
F900EX en vuelo. Foto: Jeff Foust, vía wikipedia.

Un punto que juega en contra de estos modelos es que tienen tres motores, lo que se traduce en mayores costos operativos (aunque tienen otras ventajas en temas de desempeño y seguridad, pero eso es tema de debate para otro día).

Cessna Citation Sovering

Este jet de rango medio de la famosa serie Citation es conocido ampliamente por su excelente fiabilidad y desempeño en pistas cortas, con un rango de unas 2,800 millas náuticas y capacidad de 8 pasajeros, pudiendo llegar a destinos lejanos como Buenos Aires o Seattle con una escala.

El precio de este modelo esta en unos 6-7 millones de dólares por un modelo de 2007 y unos 12-13 por uno de la versión Sovereing+ del 2014. Aunque más limitado en cuanto a rango y capacidad de pasajeros que los otros aviones antes expuestos no deja de ser una opción viable y moderna, con la ventaja de poder operar desde pistas más cortas que los antes mencionados. Los costos operativas van desde 1.8 a 2.1 millones de dólares por año.

Citation Sovereing HI985 de la aerolínea dominicana Helidosa. Foto: Brian Coronas.

Hay muchos otros modelos que mencionar, como el Challenger CL605, Embraer Praetor, Learjet 60, Citation XLS, cada uno con sus pro y contra.

Algo que debemos aclarar es que los precios y costos operativos mencionados más arriba son estimados, con diversas variables como el precio del combustible, costos de mantenimiento, hangar y otros elementos que hacen que estos valores cambien. Mismo con el rango de las aeronaves, que se ve afectado por el viento, cantidad de pasajeros a bordo, temperatura, etc, por lo que puede ser mayor o menor a lo mencionado acá.

Entonces, ¿es necesario un avión presidencial si o no?

Desde nuestro punto de vista, si. A pesar de que los costos no son nada baratos y un alquiler salga más barato, en temas de seguridad y disponibilidad es mejor tener una aeronave propia que depender de terceros, como bien quedó expuesto en la situación reciente con el presidente Abinader.

Ciertamente al momento de escribir este articulo (enero de 2023) la situación económica del país no permite este tipo de compras, pero esperamos que en un futuro, no sabemos si lejano o cercano, llegue la oportunidad de finalmente contar con un avión presidencial en Republica Dominicana. ¿Y tú, que piensas?


Foto de portada original: Presidencial de la República

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lic. en Comunicación Social, despachador de vuelos y piloto privado. Creador y administrador de Dominicana Vuela. Amante de la lectura, música y café.
error: Content is protected !!