Temas aeronáuticos en general

Aerolíneas y renta de aeronaves: ¿Cómo funciona?

Las líneas aéreas no siempre cuentan con aeronaves propias para llevar a cabo sus operaciones, sino que alquilan las mismas, ya sea para transporte de carga, pasajeros, etc. El proceso es un poco mas interesante y complicado comparado a cuando rentas una Cessna 172 para pasear los domingos, y de eso hablaremos a continuación.

Rentar una aeronave para vuelos comerciales (en ingles leasing) obedece a diversas razones, ya sea la falta de fondos para adquirir una flota propia, temporadas de alto flujo de pasajeros, entre otras cosas. Estos acuerdos se dividen básicamente en dos tipos, que veremos mas abajo.

Renta húmeda (Wet léase)

Bajo este tipo de contrato la compañía arrendante provee la aeronave, así como el personal necesario para su operación, desde tripulación aérea y personal de tierra, así como el seguro del aparato. Debido a esto es la modalidad más costosa y por ende de menor duración. Se conoce también como ACMI (aircraft, crew, manteinance and insurance).

Una sub-modalidad de las rentas húmedas es el damp léase, en la cual se provee todo a excepción de los tripulantes de cabina.

Entre los escenarios donde se ven estos tipos de renta están las temporadas de vuelos donde se tiene un alto flujo de pasajeros que requieren el uso temporal de más aeronaves por un tiempo en especifico, o bien cuando hay un aumento súbdito de pasajeros en una ruta por x o y razon no pronosticada.

También se usan cuando el operador (o pais del operador) tiene prohibiciones para volar hacia un territorio o nación determinado, dado que se opera bajo el AOC (Certificado de Operador Aéreo) del arrendante. Como ejemplo de esto tenemos la situación en la que se vio República Dominicana entre 1993 a 2006, cuando estaba en la categoría III de la FAA, lo que impedía que aviones matricula HI volaran comercialmente a EEUU.

Debido a eso varias compañías (Dominicana de Aviación, Aeromar, APA Dominicana, entre otras) se vieron en la obligación de operar naves bajo contrato húmedo.

Los Boeing 767 operados por Aeromar fueron rentas humedas a Icelandair. Foto: Tom Turner.

Renta seca (Dry léase)

En esta modalidad se provee únicamente la aeronave a la compañía arrendataria, la cual debe de incorporarla a su AOC y tener personal calificado para su operación (pilotos, mecánicos, tripulantes de cabina, despachadores, etc.).Este tipo de renta es más barata que la húmeda y suelen usarse en contrato de larga duración por parte de las aerolíneas.

Varias de las aeronaves de la difunta PAWA Dominicana eran rentas secas a Aserca. Foto: Jimmy Lorenzo.

Existe otra modalidad similar llamada renta corporativa, en esta básicamente una aerolinea compra a crédito una aeronave y el banco que financió la misma “renta” la nave al operador mientras se completan los pagos. Al ligual que en la seca, el operador debe de incluir el avion en su AOC y entrenar todo el personal necesario.

¿Y quienes alquilan las aeronaves?

Al igual que en los vehiculos terrestres, hay compañías especializadas en el alquiler de aviones comerciales. Entre ellas  están GECAS, Air Leasing Company, Avolon y Avión Express, entre otras.

El Airbus A320 HI968 de Dominican Wings pertenecia a Avion Express. Foto: Luis M. Santillán .

También las aerolíneas  realizan este tipo de alquiler (principalmente húmedo), aunque en menor medida. Un ejemplo de esto era cuando la difunta PAWA Dominicana le operaba vuelos a Winair. Estos por lo general son de corta duracion y la nave opera bajo los colores y matricula de la linea aerea que posee el aparato.

Al final la decisión de compra o alquiler de una aeronave dependerá de diversas variables que varían entre empresa y empresa, decision que puede costar (o ahorrar) bastante dinero a los involucrados. Finalmente cabe aclarar que aunque nos hemos centrado en las aerolíneas de transporte de pasajeros, los mismos conceptos aplican para los aviones privados o corporativos, aunque con sus particularidades.


Agradecimientos al P.A. Stanley Joaquin por sus aportes a este articulo.

Fuentes:

Wikipedia.

Foto de portada: Luis Santillán .

 

 

 

 

 

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: