Temas aeronáuticos en general

Despachador de vuelo: la mano derecha de los pilotos

Cuando se habla de aviación hay profesiones que inmediatamente llegan a la cabeza del público en general: Pilotos, controladores aéreos, tripulantes de cabina (o azafatas, como se le conoce popularmente), técnicos de aviación e incluso los ramperos que guían a las aeronaves, entre otras.

Sin embargo, hay una figura que es poco conocida entre el público en general pero que es de suma importancia para el correcto desenvolvimiento de las operaciones aéreas, y es el despachador de vuelos. Usted se preguntara quiénes son y que hacen dichas personas, y de eso hablaremos a continuación.

Un despachador de vuelos se ocupa de la planificación operacional del o los vuelos asignados, desde antes de que lleguen los pilotos al aeropuerto hasta la llegada de la aeronave al destino. Algunas de sus funciones son las siguientes:

  • Preparar y suministrar al capitán de la aeronave la documentación requerida para el vuelo (listado de pasajeros, plan de vuelo, peso y balance de la aeronave, manifiesto de carga, información meteorológica y cualquier otro documento necesario para la operación.).

 

  • Presentar ante la dependencia de control aéreo apropiada el plan de vuelo de la aeronave.

 

  • Dar seguimiento a sus operaciones asignadas desde la salida hasta el aterrizaje de las aeronaves, así como contactarlas en caso de ser requerido.

 

  • En caso de una emergencia iniciar los protocolos establecidos por el manual de operaciones de la compañía.

En el caso de las aerolíneas regulares (parte 121) los despachadores de vuelo comparten la responsabilidad del vuelo con el capitán de la aeronave. Por eso, el documento de distribución de carga de la aeronave (peso y balance) debe de ser firmado por el despachador asignado y el capitán, así como el plan de vuelo.

En el caso de las líneas aéreas no regulares (chárters, parte 135),  la responsabilidad del peso y balance recae sobre el capitán, aun así los despachadores deben de velar por el cumplimiento de los demás puntos expuestos hace un momento.

Ya sea en 121 o 135, los despachadores tienen una gran responsabilidad en las operaciones. Foto: José Correa.

En materia de regulación aeronáutica, dicha labor está regulada por el RAD 65 del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), referente al personal que no pertenece a la tripulación de vuelo.

Ahora conoceremos la labor de dos despachadores de vuelos dominicanos,  quienes manejan tanto operaciones regulares como charters y nos hablan de su día a día en sus respectivas áreas.

30 años despachando vuelos

Jhonny Artiles es actualmente uno de los despachadores activos con mayor tiempo en el país.  Mis inicios en el área de despacho de vuelo propiamente dicho se remontan a finales de 1989 y comienzo del año 1990, antes había iniciado en la aviación (1987) en lo que conocemos como servicio al pasajero, pero siempre me llamaba la atención ver los despachadores de vuelo de esa época (finales de los 80) trazar rutas, elaborar planes de vuelos operacionales, pesos y balances, etc.

Cuando inicio sus labores en el área, casi todos los cálculos eran manuales, en contraste con la automatización de hoy: “Te puedo decir que algunos de los inconvenientes a lo que los  despachadores de vuelos en aquella época se enfrentaban era más que nada la comunicación ósea los medios informaticos con que disponíamos, ya que casi todo el trabajo o labor que se realizaba era manual”.

Hoy en día, aparte de ser profesor de despacho de vuelos en la escuela ZOHERGA, se desempeña como supervisor de operaciones en la compañía donde labora, y nos cuenta un poco de su día a día:

“Dentro de mis labores como Supervisor de operaciones o despacho de vuelo, mi rol principal se basa en velar que los mismos (los despachos) sean llevados a cabo con el mayor nivel de seguridad posible dentro de los parámetros establecidos por la compañía, también la planificación de turno de los demás colegas, es otra de las tareas que nos corresponde.

Nuestros mayores desafíos a la hora de realizar las labores despacho en el caso del cruce a través  del océano Atlántico son las operaciones ETOPS (Por sus siglas en ingles Extended-range Twin-engine Operation Performance Standards) en el cual en algunas ocasiones por razones de restricciones de ítems MEL (Minimun Equipment List) nos restringe la misma de 180 minutos a 120 minutos y ha habido casos en que el vuelo debe ser realizado NO ETOPS, ósea, no podemos alejarnos a un rango mayor a 60 minutos.

El coordinar y despachar aeronaves como los Boeing 767 forma parte de las labores cotidianas de Artiles. Foto: Manuel Nuñez.

Otro desafío que hemos encontrado son los despachos de los vuelos a Sudamérica, especificamente a Argentina y Chile debido al tema de los cruces de cordillera (En el cual se debe definir las rutas de escape en caso que la aeronave tenga un evento de despresurización de cabina y se tenga que realizar un drifdown o descenso brusco hasta estabilizar la aeronave.)

Un caso que se presenta es cuando se está atravesando la amazonia o selva de la amazona, ya que debemos elegir los aeródromos alternos en ruta a un rango no mayor a 60 minutos y a veces por razones de operacionales del o de los mismo (s) aeródromos están cerrados al paso o cercanías de ellos.”

Jhonny Artiles, al centro, junto con varios de sus estudiantes de despacho. Foto vía Abimael Ferreras.

Aparte de la parte técnica, Artiles también ha tenido la oportunidad de interactuar con reconocidas personalidades durante sus años de trabajo (¡No solo son los pilotos y azafatas! 😉 ).

“Una anécdota memorable y que marco mucho mi labor en el área de despacho en mis comienzos fue el haber conocido e interactuado con el ya fenecido NIKI LAUDA, quien acostumbraba a que cuando comenzaba alguna operación de la desaparecida compañía LAUDA AIR el realizaba tanto en el vuelo de llegada así como de salida y luego se mantuvo arribando a nuestras tierras por un espacio de dos o tres años y en los cuales nos tocó impartir los briefing de despacho.”

“Una cualidad muy especial que debe tener no solo una persona que se dedique al área de despacho, sino en sentido general a la aviación, es la pasión y la entrega, porque de nada vale que hagamos un curso de despacho de vuelo, piloto, controlador aéreo, azafata, técnico en mantenimiento, etc, si lo que hacemos como dijimos no lo hacemos con pasión y entrega”. Como bien dice Artiles, el tener vocación por esta área es fundamental para aquellos que deseen laborar en la misma.

Al preguntársele sobre el desarrollo de esta área en el país, Jhonny Artiles ve el futuro de la misma con optimismo: “Lo vemos esperanzador, ya que se prevé que aparezcan en el escenario aeronáuticos local nuevas líneas aéreas, que es realmente lo que necesitamos.”

“Lamentamos muy profundamente que aerolíneas como PAWA hayan desaparecido en tan poco tiempo y dejado sin labor a muchos y valiosos profesionales de la aviación.”

“Que se animen, que quien les habla comenzó esta labor hace alrededor de treinta años y aquí estamos todavía dando batalla hasta que nuestro padre DIOS así lo permita,” son las palabras de Artiles para quienes estén interesados en entrar en esta interesante carrera.

El día a día de un despachador

Ahora hablamos con Ernesto Martínez, quien es supervisor de despacho en una aerolinea local, y nos cuenta un poco de como llego al área y su labor diaria como despachador.

“Antes Fungía como coordinador de vuelos para la misma línea para la que ahora desempeño labores como despachador de vuelos, por casi 4 años.

Aunque parezca raro, tampoco hay días normales para líneas aéreas de vuelos regulares, casi siempre hay algo nuevo.

Cuando me refiero a que ningún día es igual aun siendo línea aérea regular, lo digo porque cada día trae su día, independientemente que vayamos al mismo destino las condiciones meteorológicas pueden cambiarte la operación en un minuto. Pueden surgir chequeos adicionales, cualquier situación de tipo técnico con la aeronave, un sin número de situaciones con las tripulaciones etc.

Un día mío empieza llegando a la oficina a las 6:15am, tenemos la programación previa de las operaciones del día, se revisan los NOTAMS de las estaciones que vamos a operar.
Se verifica que no haya cambios significativos en la cantidad de pasajeros que se esperan, esta parte para la coordinación del combustible, en este aeropuerto (La Isabela) por limitaciones de pista es muy corto el margen, siempre hay que estar al pendiente de poner una cantidad que te permita realizar la operación de manera segura pero que no te restrinja tanto la cantidad de pasajeros.

Preparamos la documentación de los vuelos, el release que se le entregara al capitán del vuelo, conteniendo lo reglamentario: dispatch release, plan de vuelo operacional, plan de vuelo ATC, metar/tafor, otams, carta de vientos en altura, imagen satelital etc.

Ernesto Martinez nos habla de su dia a dia como despachador. Foto: E. Martinez.

Una hora antes de la hora de salida del vuelo se recibe el cierre de mostrador de parte de la oficina de tráfico, se procede a realizar el peso y balance, con esa documentación nos reunimos con la tripulación a realizar el briefing (reuniones informativas) de la operación si hay algún ajuste se realiza.”

Posterior al despegue, y como mencionamos al inicio del artículo, sigue darle el seguimiento apropiado: “Luego del despegue se realizan las tareas de dar seguimiento a la aeronave para notificar a las demás estaciones involucradas, para los cierres fuera de estación se realiza todo desde la base principal, incluido el briefing que se hace de manera telefónica, todos los demás documentos son remitidos a la estación para que sean entregados a la tripulación.

Lo de arriba es una parte del día a día nuestro, que también incluye preparación previa de las operaciones de la semana. En mi caso, aparte de lo anterior y como supervisor de despacho, todo el tema de las estadísticas, actualización de manuales, registros, entrenamientos de los despachadores es responsabilidad propia.”

 Uno de los aspectos con los que debe de lidiar un despachador es la comunicación y coordinación con otros departamentos involucrados en operaciones:

“Lo más desafiante son diferencia de criterios entre los departamentos de mantenimiento y operaciones. Y los criterios del departamento de ventas y operaciones/despacho. Un despachador debe tener la suficiente capacidad de recomendar, aceptar o negar la realización de un vuelo si no se cumplen con los estándares de seguridad operacional que disminuyan el riesgo para todos los involucrados.

Cuando nos solicitan algo que no se puede realizar bajo ninguna circunstancia hay que ser fuerte y tener el temple de decir, esa operación no se puede realizar, argumentando sus razones. Se escucha fácil en el papel pero en la realidad no lo es”.

Al igual que Jhonny, Ernesto nos comparte un poco sobre sus anécdotas en su labor:

“Hay demasiadas, pero esas que incluyen el uno poner a prueba sus conocimientos son las mejores, como realizar cálculos de peso y balance en condiciones extremas con un margen de solo minutos para que eso pueda cambiar, realizar la coordinación y programación de los vuelos haciéndolos de manera eficiente.

También de las más gratificantes puedo citar cuando hace más de dos años yo recibiría la primera auditoria de parte de unos clientes, el auditor tenía más títulos que Daenerys Targeryan, pensaba este tipo me va a arroyar, pero al final exponiendo mis conocimientos y la manera de hacer las cosas el pana terminó sorprendido.”

Define el despacho de vuelos como un área dinámica y con futuro en el país: “A quien quiera comenzar en esto, yo le doy total recomendación, es un trabajo dinámico, donde no se te deja de mover el cerebro buscando soluciones.”

Que si empezaron o piensan empezar en esto que no dejen de buscar información actualizada de esta área, que compartan inquietudes con sus colegas, que no teman en pedir ayuda, nadie lo sabe todo. La industria es algo pequeña aun, pero creo que habrá crecimiento y plaza para mucha gente en un futuro no muy lejano.”

 


Agradecimientos a Abimael Ferreras por su ayuda para la realización de este articulo.

Foto de portada: American Airlines, todos los derechos reservados. 

 

 

 

 

 

 

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: