Aviación civil dominicana Temas aeronáuticos en general

Aviones ejecutivos : deseo de muchos, placer de pocos

El poseer y volar en una aeronave ejecutiva es el sueño y deseo de muchos, pero realidad de pocos. Sin duda que la aviación ejecutiva es bastante llamativa, aunque la misma tiene varios aspectos y detalles que posiblemente no conozcas, y de la cual hablaremos un poco en los próximos párrafos.

Comodidad, rapidez y privacidad son tres elementos en común que tiene el poder volar en un avión privado, en especial los jets. El poder evadir las largas filas de espera  en las terminales de los aeropuertos,  junto con los tediosos chequeos de seguridad es algo por los que los más pudientes pagan sin pensarlo.

Las comodidades varían: desde pequeños jets de 4-6 asientos con un pequeño baño incluido, hasta lujosas aeronaves de 19 pasajeros con cocina, televisores y sofás. ¡Sin duda que mejor que viajar en primera clase!

Lujo, comodidad y rapidez. Foto: Francis Castellanos.

Sin embargo…

Tener una aeronave de este tipo conlleva  algunos detalles y gastos que deben de asumirse, por lo que dicha inversión debe de consultarse con expertos en el área que lleven a la mejor decisión. Entre los costos que deben de asumirse están:

  • Gasto de combustible
  • Contratación y capacitación de los pilotos (Entrenamiento inicial, si no han volado dicha aeronave, y recurrentes), con sus respectivos sueldos.
  • Contratar personal de mantenimiento.
  • Compra de piezas y equipos
  • Seguro de la aeronave

Como podemos ver, la inversión económica no es para nada barata. Tenga en cuenta que la lista anterior no es definitiva: a eso se le podrían agregar elementos como el agregar una azafata a la tripulación, pagos a FBOs (ya sea por servicios de handling, conseguir permisos de sobrevuelo y aterrizaje, etc), entre otras más.

Para hacerse una idea, el costo anual de operación de un modelo popular como el Cessna Citation Bravo se situaría en unos US$650,000 volando unas 200 horas anuales. Dichos costos dependen de  diferentes variables (precio del combustible, estado de la aeronave, etc), pero ya nos podemos ir imaginando  que tan oneroso pueden ser dichos gastos.

Los costos varían según los modelos; Hay quienes no necesitan una aeronave jet y prefieren opciones como el famoso turbohélice King Air 250 de la Beechraft o el Pilatus PC-12, abaratando los costos operativos (aunque sacrificando velocidad y rango de viaje). Aún así, el costo de operación, de un King Air 250, por ejemplo, puede llegar a unos US$300,000 , un poco alto para el terrícola promedio.

En el campo de la aviación ejecutiva el King Air es una opción popular. Foto: Jimmy Lorenzo.

A pesar de que en este articulo nos centramos en los aviones, lo mismo aplica para los helicópteros (los cuales de por si son más caros de comprar y operar que un avión).

Los helos son una herramienta valiosa para aquellos que necesiten desplazarse rápidamente de un lugar a otro. Foto: Francis Castellanos.

¿Significa esto que comprar una aeronave de este tipo es un suicidio desde el punto de vista económico? ¡Claro que no! Solo hablamos de lo que implica el tener dichos equipos, y la decisión final dependerá del bolsillo de cada quien.

¿Y no hay otras opciones?

Para suerte de los pudientes en la actualidad existen otras vías para transportarse en aeronaves privadas de lujo, sin necesidad de comprar una. Aquí te presentamos dos de las opciones:

Las compañías fraccionales

En este tipo de compañías el costo de compra y operación de una aeronave es compartida entre múltiples usuarios. Los mismos pagan en base a un programa que les permite utilizar determinados tipos de aeronaves, por una cantidad específica de  horas de vuelo al año.

La gran ventaja de este modelo es que los viajeros se libran de los costos e implicaciones de poseer una aeronave (que detallamos más arriba), solo preocupándose por pagar las cuotas del programa que seleccionaron, aunque por otro lado solo pueden usar la aeronave que eligieron, por lo que en caso de necesitar más espacio o alcance tendrán que incurrir en costos adicionales.

En este tipo de negocios NetJets es reconocida como la pionera y con la flota de aeronaves más grande en la actualidad.

Vuelos charters

Esta opción es más simple y conocida; simplemente contactas a una aerolínea con dicho tipo de aviones y pagas por el o los vuelos que vayas a realizar, por lo que los costos son mucho más baratos que el de tener una aeronave o pertenecer a una fraccional.

Un punto negativo en esta opción es que no siempre se tendría disponibilidad de la aeronave en la que se desee viajar (recordemos que no son exclusivas de los clientes), por lo que tendrían que elegir otro modelo (y puede que hasta buscar otra compañía).

En República Dominicana

A lo largo de los años varias compañías han ofrecido vuelos en jets ejecutivos, sin contar las empresas y particulares que poseen o han poseído dicho tipo de aeronaves.

La extinta Caribair llegó a operar un Citation II. Foto: Rafael Martí.
Los más pudientes y algunas empresas también tienen sus jets privados. Foto: Francis Castellanos.

Sin embargo, hay tres compañías que se han destacado en el sector, y que mencionamos a continuación:

Servicios Aéreos Profesionales

Es la aerolínea más vieja actualmente operando en el país (desde 1981), ofreciendo vuelos charters a diversas partes del continente, siendo principalmente conocidos por el traslado de tripulaciones.

De acuerdo a su página web, en su flota se incluyen Learjets 35/55 para vuelos corporativos

Una de las aeronaves de la empresa. Foto: SAP.

Air Century

Aunque ahora esta compañía actualmente está principalmente enfocada en el mercado de los vuelos regulares, desde su fundación a inicios de la década de 1990 hasta hace unos pocos años atrás se enfocó en vuelos charters, así como en el traslado de tripulaciones.

Un Citation VII es operado en la actualidad por Century. Foto: Air Century.

En su  flota se incluye un Cessna Citation VII, habiendo operado en el pasado un Cessna Citation II y un Gulfstream GIIB (el primero con matricula HI, dicho sea de paso).

Helidosa

La más reciente de todas, aunque especializada en vuelos charters ejecutivos y ambulancias aéreas. Su flota está compuesta únicamente por jets ejecutivos, que van desde el pequeño Cessna Citation Mustang hasta el conocido Gulfstream G400.  Al momento es la líder en dichos vuelos tanto en RD como en el Caribe.

Los Citation X también forman parte de la flota de Helidosa. Foto: Jimmy Lorenzo.

Como vemos, el mundo de la aviación ejecutiva es bastante interesante y complejo (¡y caro!). La opción a elegir dependerá de la necesidad de cada cliente – y del tamaño de sus bolsillos-.


Foto de portada: Jhon Hernandez, aeropuerto internacional de La Romana.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: